Martes, 08 Septiembre 2015 17:56

Amar: misterio y proyecto. Antropología y Teología del amor. Óscar Perdíz Figueroa

Este libro es de una sorprendente actualidad: aborda la urgencia de aprender a amar. El amor es la tarea más importante de todo ser humano, pero casi nadie se prepara para ella y ni siquiera nos enseñan lo que es el amor. De hecho en la actualidad la mayoría de las relaciones amorosas se van a la basura y hay un gran miedo a amar. Para darle sentido a la vida, primero hay que apegarse a la realidad y hacer la verdad sobre uno mismo, desde la propia sexualidad. Segundo: sumergirse en la historia y en el arte para saber por qué amamos como amamos y quien nos vende los diversos modelos de amor, que nos dan tantos dolores de cabeza. Urge saber qué es el amor y descubrir sus grados. Tercero: proyectar la vida con alguien, descubrir juntos el proyecto que hay sobre sí y llevarlo a cabo. El resultado es que se puede amar y ser felices.
 
La crisis actual de la familia ¿no es una crisis de matrimonio? ¿Ésta en realidad no es una crisis de amor? ¿No proviene esa crisis de no saber quién es uno? ¿La cara más pobre de esa crisis no consiste en ni siquiera cuestionarse la crisis? Eso hace del amor y la familia la cuestión más importante del siglo XXI. En ella se decide el futuro de la sociedad. Hay que analizar a fondo la tarea más importante de todo ser humano: amar.
 
Hay que saber dónde estamos parados. Por eso el autor comienza describiendo la situación actual de masa, cosificación y zoologismo del ser humano y la sexualidad. Urge filosofar, es decir observar y razonar la realidad tal como se presenta. Descubrir las capas de la sexualidad humana y su sentido, tomar las riendas de la propia vida.
 
Hay que definir amor y saber por qué amamos como amamos y analizar los modelos de amor que venimos arrastrando desde hace siglos. Preguntarse quién nos enseña a amar. Es una obra riquísima en cultura e historia.
 
De la filosofía el autor asciende a la Teología con una original visión de las Escrituras, no como una pecera de consejos sino como lo que es: una historia de amor que va desde el Génesis hasta el Apocalipsis. Hay que descubrir bajo el esquema oculto de una boda judía, el amor personal de Dios a cada uno. Esto ilumina la vida y le da oxígeno y frescura. El resultado es que nadie está solo, y la existencia es un misterio que descubrir y proyecto que realizar.  En la vida amorosa uno o se resbala o decide, con desenlaces muy diferentes.
 
¿Es necesario todo este recorrido? Si porque en la sexualidad y el amor hay mucho de aprendido y poco de personal ¿No hay mucha propaganda que busca sustituir lo que antes fueron reglas e imposición puritana? Lo que antes fue obediencia a las iglesias hoy suele serlo a las campañas y anuncios, pero no deja de ser obediencia.
 
Sólo así se puede definir la familia, pero no una definición ideológica o un modelo tradicional, sino que parta de la evidencia. Porque la familia realmente lo que sostiene la sociedad, ésta será fuerte si lo es el matrimonio, lo que da fuerza al matrimonio es el amor, y el amor está íntimamente relacionado a la sexualidad. Para ello habrá  que estar sumamente atentos al propio cuerpo sexuado más que a lo aprendido.
 
Este libro es un instrumento valiosísimo para educadores, padres de familia, personas consagradas y para toda persona que quiera mejorar la sociedad comenzando por sí mismo. Desde la realidad y no desde la ideología, la moda o la vulgaridad. Cada uno está llamado a descubrir por sí mismo el sentido y significado de la propia vida, a través del amor.